was successfully added to your cart.
Actualidad

Mujeres de nuestros recursos fabrican mascarillas y las donan a Protección Civil y a profesionales sanitarios

A pesar de sus muchos efectos negativos, el confinamiento y la pandemia están permitiendo sacar la parte más generosa de muchas personas. Entre las iniciativas solidarias que están surgiendo, nos llena de orgullo compartir la de varias personas refugiadas solicitantes de protección internacional, que se encuentran alojadas en uno de nuestros recursos.

Desde hace varias semanas estas personas están confeccionando mascarillas que posteriormente se entregan a Protección Civil y son repartidas entre profesionales sanitarios. La idea surgió principalmente gracias a María (nombre fictício), una mujer colombiana que ha sido costurera profesional en Colombia. Hemos tenido oportunidad de hablar con ella para que nos cuente más sobre la iniciativa. “En mi país tenía un taller de costura, trabajaba para una gran cadena de almacenes: hacía ropa, arreglaba trajes para los clientes, entallaba, etc.”

María propuso enseñar a otras personas refugiadas como ella. Desde Diaconía conseguimos una máquina de coser gracias a la donación de una persona particular, gracias a las gestiones de nuestro equipo educativo conseguimos los materiales y María y su equipo comenzaron a fabricar. “Es fácil, me mandan el recorte y ya nosotros sólo tenemos que armarlas”. En poco tiempo ya habían hecho más de 300. “Hemos hecho de colores, de formas, a veces son los vecinos los me mandan sus propias telas, nosotros las hacemos y se las regalamos”.

María tuvo que dejar Colombia en la que vivía y venir a España con su hija y con su nieta debido a la violencia que imperaba en su región. Ha pedido asilo, pero aún no tiene la tarjeta roja que le permitiría obtener un permiso de trabajo en nuestro país y generar ingresos. La pandemia y el confinamiento han ralentizado todos los trámites administrativos en nuestro país y eso le preocupa. “En Colombia sigue habiendo gente que depende de mí y necesito generar ingresos, mis familiares allí no tienen recursos ni para pagar los servicios sanitarios y la pandemia está pegando fuerte allí”.

De momento desde Diaconía estamos apoyando a María y a otras personas con un curso de corte y confección y próximamente podrá obtener su propia máquina de coser gracias a las ayudas económicas que gestionamos desde el proyecto Crea tu Futuro (prioridad V de Protección Internacional) y financiado por el Ministerio de Inclusión migraciones y Seguridad Social y el Fondo Social Europeo. Confiamos en que muy pronto pueda obtener su permiso de trabajo y acceder al mercado laboral español para ayudar a su familia. Historias e iniciativas como la suya demuestran que las personas que vienen de fuera tienen mucho que aportarnos.  Sólo necesitan una oportunidad.

 

Leave a Reply