was successfully added to your cart.
ActualidadSin categoría

Testimonios desde Filipinas

filipinasAun cuando los medios de comunicación a penas se hacen eco de la situación en Filipinas, la necesidad de apoyo del pueblo filipino sigue ahí. Por ello, la Campaña de la PESE sigue abierta.

Como ya comunicamos en su día, al principio de la catástrofe enviamos 18.000 euros del Fondo de Emergencia para la entidad evangélica Caravanas de Esperanza que está trabajando en la zona de una manera muy eficaz. A continuación queremos presentaros este vídeo que da cuenta de su trabajo de una forma muy emocionante: Vídeo.

Así mismo, la Sociedad Bíblica está haciendo una labor muy importante en la distribución de materiales de apoyo espiritual, tan necesario en situaciones como la que está atravesando Filipinas, desde nuestra perspectiva cristiana. El 10% de los fondos recaudados irá destinado a apoyar esta OTRA AYUDA HUMANITARIA. Por ello, a continuación queremos compartir algunas historias de fe y supervivencia que nos relata Nora Lucero, la Secretaria General de la Sociedad Bíblica en Filipinas. A continuación nos hacemos eco de sus palabras:

“El pánico del principio ha desaparecido pero el duro trabajo de rehabilitación, de sanar los corazones y la mente de la gente, acaba de comenzar. Creemos que la Biblia juega un papel fundamental en este proceso de recuperación, y estamos trabajando con iglesias y otras organizaciones para entregar las Escrituras a quienes las necesitan”

La historia de Ruby y su familia

Aquella noche oramos al Señor pidiendo su protección, y Él nos protegió.
Cuando escuché que un tifón fortísimo se aproximaba, reservé una habitación de hotel para mi marido, para mis hijas gemelas y para mí, pensando que allí estaríamos más seguros que en casa. Teníamos previsto ir al hotel el 7 de noviembre por la tarde, después de finalizar la jornada de trabajo. Preparé la cena cuando llegamos a casa, y esperamos a que mi marido regresara del trabajo para refugiarnos en el hotel. Llegó a las 10 de la noche, cuando las niñas ya estaban acostadas. Me enfadé, pero él me explicó que había tenido que quedarse a trabajar hasta tarde, tomando las medidas de seguridad para proteger el edificio en el que trabaja, antes de que la tormenta llegase. Decidimos que era demasiado tarde para ir al hotel, así que nos quedamos en casa y oramos al Señor pidiendo su protección.

La tormenta golpeó con fuerza nuestra casa en las primeras horas de la mañana, dañando nuestro tejado, así que la lluvia comenzó a entrar en casa. Estábamos asustados pero agradecidos porque el agua solo nos cubrió por encima de las rodillas. ¡Alabamos a Dios porque nos protegió aquella noche!.

La historia de Ruth

Agradecida por el Nuevo Testamento en tagalo que le regaló la SB de Filipinas

Ruth estaba en estado de shock cuando la encontré en el hotel abierto para alojar a personas desubicadas y aturdidas tras el paso del tifón. Le dije que era de la Sociedad Bíblica y que quería ayudarla” —Dolorita Morena, de la Sociedad Bíblica de Filipinas.

Ruth tiene tres hermanas, dos de las cuales viven con su madre en la ciudad de Leyte, la otra hermana más pequeña vive con su tía en la ciudad de Tacloban. Ruth ha trabajado mucho siempre para mantener a sus hermanas y a su madre, además de cuidar de sus seis hijos desde que su marido la abandonó hace cinco años. Ruth estaba en Leyte comprando alimentos para su familia cuando el tifón estalló. La casa de su madre quedó totalmente destruida, sin embargo no sufrieron heridas.

Ruth necesitaba tener noticias de su hermana pequeña y su tía, pero las comunicaciones estaban cortadas y era imposible circular por las carreteras. Cinco días después de la tormenta consiguió llegar a Tacloban solo para descubrir la horrible noticia de la muerte de su hermana, y que su tía y otro familiar estaban muy graves.

Cuando la encontré, regresaba a su casa en Leyte. La peluquería en la que trabaja está cerrada todavía, de modo que no cobra su sueldo, así que su familia y ella dependen totalmente de sus amigos y familiares. Oré por ella y comenzó a llorar. Se mostró muy agradecida por el Nuevo Testamento en tagalog que le regalé, y me pidió uno en cebuano para su madre. No llevaba ninguno encima, pero me facilitó su teléfono y me aseguré de que recibiera uno días después”.

La historia de Viola

Siento que el Señor está con nosotros y que nos dará vida nueva.

Cuando la tormenta estalló arrambló con todo, literalmente. Cuando las olas del mar embravecido me rodearon me agarré a todo lo que pude, llorando y pidiendo a gritos al Señor que me ayudase. Mi esposo, mi hija y mi yerno han desaparecido. Probablemente estén enterrados en una fosa común. Aun así sigo creyendo que el Señor cuida de los suyos y estoy agradecida de que mi hijo y yo sobrevivimos. Mi hijo resultó herido, pero gracias a Dios ha recibido la ayuda médica necesaria. Siento que el Señor está con nosotros y que nos dará una vida nueva. Así como Él nos salvó, seguirá cuidando de nosotros.

LA P.E.S.E.

La P.E.S.E está compuesta actualmente por las siguientes familias denominacionales y entidades, siendo coordinada por Diaconía: Asambleas de Dios, FIEIDE, FIAPE, la Asociación de Menonitas y Hermanos en Cristo, IERE, Buenas Noticias y Fundación Iniciativas Solidarias, Sociedad Bíblica, Dignidad, el Ejército de Salvación y Misión Evangélica contra la Lepra.

Próximamente realizaremos otro envío económico, ya que hasta el 28 de febrero del 2014 hemos recaudado 32.754,20 euros. LA CAMPAÑA SIGUE ABIERTA. Si quieres colaborar a título personal o desde tu entidad, puedes hacerlo enviando tu donativo a la siguiente cuenta bancaria en la Caixa.

Los donativos pueden enviarse a:

Titular de la cuenta en la Caixa: Diaconía
Nº de cuenta: 2100-4750-52-0200044907

* Los que quieran recibir acuse de recibo del donativo, envíen un correo electrónico notificando el día y la cantidad de la transferencia efectuada; nombre del ordenante, NIF y dirección. Aquellos donantes particulares o empresas que quieran desgravar su donativo en la declaración del IRPF o del Impuesto de Sociedades en España han de enviar los mismos datos a pese@diaconia.es antes del 31 de diciembre de 2014.

Para una mejor identificación de los donantes, rogamos tengan en consideración las siguientes recomendaciones:

1. Si el donativo se efectúa mediante ingreso en efectivo, indicar claramente el nombre del donante, tanto si es persona física, como jurídica (iglesia, asociación, etc.).

2. Indicar el nombre de la persona o institución que realmente hace el donativo, no el de quien lo materializa, especialmente en el caso de las instituciones.

3. Cuando de iglesias se trate, como el espacio para poner el nombre es limitado, emplear abreviaturas (como IE, por Iglesia Evangélica; CC, por Centro o Comunidad Cristiana, etc.), para el título, y así dejar suficiente espacio para el nombre.

4. Si el donativo se realiza mediante transferencia bancaria (de cuenta a cuenta), estos datos salen automáticamente, dándose por sentado que el ordenante es el donante.

Leave a Reply