¿Quieres ser una sugarbaby? 

¿Quieres ser una sugarbaby? 

¿Quieres ser una sugarbaby? 

¿Quieres ser una sugarbaby? 

¿Quieres ser una sugarbaby? 

¿Quieres ser una sugarbaby? 

Descubre más 

MARTA: "Mi vida secreta como Sugarbaby"

Lo que comenzó como una relación secreta con todos los gastos pagados –estudios, alquiler, viajes, compras, tratamientos de belleza…–, se convirtió en el inicio de la explotación de Marta* como sugarbaby.

*Testimonio basado en relatos reales
Historia inspirada en las declaraciones de diferentes personas que han caído en la trampa de estas plataformas. Sus experiencias nos sirven para evidenciar y ejemplarizar el riesgo que suponen estas falsas relaciones contractuales y que pueden ocultar, en muchas ocasiones, una compleja tipología de trata de personas.

El bar estaba a tope, quizás porque era uno de los lugares de moda del momento. Días antes lo había comentado con una compañera de carrera que me animó a hacerlo. Era la primera vez que escuchaba el término sugarbaby.

Cuando entré ahí estaba él esperándome en la barra bebiendo un Gin-tonic. Pensé que tendría unos 20 años más que yo. Ese fue mi primer pensamiento, no sabía lo que me esperaba.

Era una oportunidad de oro para tener algo de dinero fácil para mis gastos, y por qué no, para darme algún capricho. Por eso me apetecía estar a la altura, no quería hacer el ridículo.

La verdad es que el tío no estaba nada mal, con su estilo ejecutivo desenfadado y buen rollo. Así que poco a poco, se me fueron quitando los nervios.

Fue mi compañera de clase la que me dijo que probase, total, “no tenía nada que perder”. Esa misma tarde me descargué la app y en cuestión de horas estaba entablando conversaciones con hombres que parecían tener un alto nivel de vida. Algo que ni en sueños hubiese podido alcanzar.

Yo no era una prostituta y tampoco tenía intención de serlo. Simplemente quería tener algún ingreso extra a través de estos servicios de compañía y amistad donde hombres adinerados, como él, solicitan encuentros, quizás algo de cercanía, pero siempre acordado entre ambas partes.

Después de la primera cita, fui teniendo más confianza en mí misma. De los nervios iniciales pasé a comportarme como una más dentro de su grupo de amigos y amigas. Miguel siempre me tranquilizó y me explicó que era una situación normal, además, sería beneficiosa para ambos. Yo podría pagar mis gastos sin problemas, él podría contar con una buena compañía y en el camino veríamos si nos interesaba algo más… Sus propuestas de fiestas y restaurantes se fueron ampliando a viajes y lugares a los que jamás imaginé ir. Todo iba de maravilla y en el fondo me apetecía estar más tiempo con él. Mi vida comenzaba a ser como la de esas influencers a las que seguía en Instagram.

El acuerdo era muy simple, yo le acompañaba a sus eventos, me mantenía a su nivel y podríamos divertirnos juntos. Por su parte, él me pagaba el precio por las horas pactadas y si necesitaba más de mí me lo haría saber. Al principio todo fue claro, solo si ambos queríamos mantendríamos relaciones sexuales. Nuestras siguientes citas fueron más largas y pasábamos más tiempo juntos en los viajes de fin semana. Miguel siempre pagaba todo y me regalaba cualquier cosa que se me antojase. Cada vez era más generoso conmigo, pero sus exigencias también fueron aumentando: quería más encuentros y luego, por supuesto, vino el sexo. Sin darme cuenta era ya su “sugarbaby”.

¡QUIERO SEGUIR LEYENDO!

¿Qué es el sugardating?

El ‘sugardating’ consiste en un modelo de relación-contrato entre una ‘sugarbaby’ y un ‘sugardaddy’.

Sugarbaby:

  • Generalmente mujer joven universitaria.

  • Con bajos ingresos que buscan ayudas financieras.

  • Proporciona su compañía y habitualmente servicios sexuales.

Sugardaddy:

  • Generalmente hombre con una edad bastante superior a la de la sugarbaby.

  • Con un estatus y nivel económico elevados.

  • Demanda los servicios.

¿A quién va dirigido?

Mujeres jóvenes en
etapa universitaria

De bajos ingresos –aunque no exclusivamente– y que buscan ayudas financieras para su subsistencia.

Esto crea de facto una situación de desigualdad y de poder entre el ‘sugardaddy’ y la ‘sugarbaby’.

En ella, el hombre -en este caso, el sugardaddy– se encuentra en un estado de poder en el que puede llegar a utilizar la manipulación y la explotación sexual.

Estas relaciones, por cómo están configuradas, llegan a involucrar escenarios de acoso, agresión sexual y manipulación.

Mediante los acuerdos monetarios a los que llegan por ambas partes, el sugardaddy tiene capacidad de coaccionar a la otra parte para que se produzca una acción sexual no deseada.

Por la dinámica de esta relación, todo el poder pesa a favor del ‘sugardaddy’. Si la ‘sugarbaby’ se niega a realizar alguna acción demandada por el ‘sugardaddy’, éste tiene todo el poder de retirar la asignación económica; lo que consiste en un claro ejemplo de coacción de tipo sexual.

Te lo contamos en esta infografía…

Infografía Qué es el sugardating

El fenómeno del Sugardating en España

400

personas registradas en este tipo de webs. 1

5

quinto país con más usuarios en páginas web de ‘sugardating’

63

de las personas que se registran son estudiantes y 8 de cada 10 son menores de 31 años. 2

Según informes recientes, España es el quinto país con más usuarios en las páginas web de sugardating. En nuestro país hay un total de 400.000 personas registradas, cifra que alerta sobre el crecimiento anual de esta tendencia. 1

Desde Diaconía España y el proyecto #DESACTIVALATRATA queremos alzar la voz sobre los peligros que se esconden detrás del sugardating ya que puede ser la puerta de entrada a la explotación sexual de personas jóvenes -en su mayoría mujeres-.

El riesgo del Sugardating, explotación sexual enmascarada

¿Qué peligros supone el sugardating para las personas jóvenes?

Las plataformas, ofreciendo una imagen atractiva, buscan reclutar a ‘sugarbabies’ que generalmente necesitan el dinero para hacer frente a los gastos desencadenados de la universidad, alquilar una habitación o simplemente para viajar y permitirse ciertos gastos a los que no alcanzan con su economía actual. La plataforma hace visible la necesidad económica que tiene la “sugarbaby”, poniendo al ‘sugardaddy’ en una posición de mayor poder, ya que sabrán exactamente de qué forma coaccionar a la chica.

Finalmente, las páginas de sugardating también pueden servir como medio para que tratantes y proxenetas identifiquen potenciales situaciones de vulnerabilidad, pudiendo ponerse en contacto con ‘sugarbabies’ y tratar de explotarlas sexualmente.

Captura sacada de una web de sugardating en España (modificada para proteger la identidad)

Cambio del lenguaje que enmascara la facilitación de la prostitución

Las páginas donde se promocionan estos encuentros han adaptado ciertos eufemismos del siglo XXI para enmascarar la realidad que se puede esconder detrás de los intercambios: la prostitución.

Por ejemplo, las páginas donde se promocionan los sugar hablan de “un encuentro beneficioso mutuo”, y no hacen referencia a que este encuentro tendrá, en la inmensa mayoría de los casos, la demanda de un intercambio sexual.

En el momento en el que las dos partes inician una conversación hablarán sobre los parámetros del acuerdo, en el cual quedará claro que una parte fundamental será la de complacer al ‘sugardaddy’ si quieren acceder al resto de beneficios económicos.

Captura sacada de una web de sugardating

Los sugars, una máquina de marketing
para la generación Millenial y Z

El negocio del ‘sugardating’ cuenta con una gran aceptación social dirigida primordialmente a jóvenes de entre 18 a 25 años. Solo en Tiktok, el hashtag #sugardaddies tiene más de 411.500 millones de visualizaciones. Lo mismo ocurre con el hashtag #sugarbaby, que ya cuenta con más de 1.300 billones de visualizaciones3.

En estas plataformas se incluyen vídeos vídeos con una duración de entre 5 y 90 segundos, donde los protagonistas suelen presumir de los regalos que les hacen a las jóvenes y los lujos que les podrían ofrecer.

De esta forma, los “sugardaddies” consiguen visibilizar la idea de ser “sugarbaby” como algo positivo y atractivo.

Capturas sacadas de TikTok, búsqueda “sugar” (modificada para proteger la identidad)

¿Dónde puedo encontrar la campaña?

Estaciones de Metro

Podrás visualizar nuestra campaña “¿Quieres ser una sugarbaby?” del 25 de mayo al 6 de junio en diferentes estaciones del Metro de Madrid.

  • Argüelles
  • Quevedo
  • Acacias
  • Oporto
  • Legazpi
  • Príncipe de Vergara
  • Plaza Castilla
  • Alonso Martínez
  • Rubén Darío
¡Encuentra nuestra campaña etiquétanos!

Sube una foto 📸 con la campaña ¿Quieres ser una sugarbaby? utilizando el hashtag #desactivasugarbaby y etiquétanos.

Metro Moncloa

También hemos llevado la campaña de sensibilización a través de pantallas digitales que se encontrarán ubicadas en la estación de Moncloa. 

Las pantallas estarán situadas en la Isla 1 de dicha estación, del 25 de mayo al 6 de junio dentro del Metro de Madrid.

 

¡Encuentra nuestra campaña etiquétanos!

Sube una foto 📸 con la campaña ¿Quieres ser una sugarbaby? utilizando el hashtag #desactivasugarbaby y etiquétanos.

Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Desde Diaconía España, en el marco del programa #DESACTIVALATRATA, nos sumamos hacia el cumplimiento de las metas de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en el marco de la Agenda 2030 con la campaña «¿Quieres ser una sugarbaby?». Mediante esta campaña de sensibilización, queremos poner el foco en los peligros que hay detrás de términos como “sugardaddy” o “sugarbaby”.

Trabajamos para alcanzar el objetivo ODS 5:
Igualdad de Género

Más concretamente la meta 5.2 orientada a “eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación».

Visibilizamos el ODS 16:
Paz, Justicias e Instituciones sólidas

En particular la meta 16.2 que trabaja para «poner fin al maltrato, la explotación, la trata y todas las formas de violencia y tortura contra los niños». 

Cumplimos el ODS 17: Alianzas para lograr los Objetivos

En concreto con la meta 17.16 que busca mejorar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible complementada por alianzas entre múltiples interesados que movilicen e intercambien conocimientos, especialización, tecnología y recursos financieros, a fin de apoyar el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en todos los países, particularmente los países en desarrollo. 

Cabe destacar que esta campaña se puede llevar a cabo gracias a la creación de alianzas multiactor con entidades tanto públicas como privadas.

¡RECUERDA!

Ser sugarbaby no es una forma
fácil
de conseguir dinero.

Detrás de este tipo de relaciones de desigualdad, se encuentran frecuentemente abusos, coacción y explotación sexual.

Si te encuentras en una situación de explotación, abuso o coacción sexual a causa de estas prácticas…